Publicado originalmente en el e-zine Beta_test, año 2002.

En la obra de JODI es difícil distinguir entre substrato y superficie. Ahora exploran cómo pasar estas procupaciones al “software-art”.

El fenómeno generado por el estallido de la Internet permitió que en el campo específico del arte se fundaran nuevas prácticas entre artistas de todo el mundo, prácticas que el artista esloveno Vuk Cosic denominó “net-art”.

Las primeras expresiones del net-art (entre los años 1994 y 1998) estuvieron signadas por un trazo crítico / deconstructivo hacia las prácticas artísticas “tradicionales” a través de sus armas específicas -ubicuidad inmaterial, inmediatez, espíritu anti-institucional (Greene)- y de un modelo conceptual que no separaba la vida diaria del arte.

A estos sistemas centrados, los autores oponen sistemas acentrados, redes de autómatas finitos donde la comunicación se hace de un vecino a cualquier otro, donde todos los individuos son intercambiables, se definen únicamente por un estado en tal momento, de manera que las operaciones locales se coordinen y que el resultado final se sincronice independientemente de una instancia central” *

Jodi, grupo fundado por Dirk Paesman y Joan Heemskerk, desarrolló sus primeras obras dentro de este contexto inicial y “utópico” de la red, antes de que ésta cayera presa de la comercialización “a là Tv.” y pasara a ser un ámbito de negociaciones más que de encuentros.

En las obras de Jodi es difícil distinguir la diferencia entre código, imágenes y textos: una imagen del código nos lleva a un texto que a su vez configura en sí mismo una imagen. Substrato y superficie constituyen la obra: texto rendereado (interpretado) con unos y ceros, interponiéndose, cruzándose en su significación. Dice Rachel Greene: “[…] lo que normalmente se oculta en una página web, la programación, pasa a formar parte del contenido visible en una sopa alfanumérica tan vasta que a menudo sorprende hasta a los más expertos informáticos“.

En esta línea Jodi ha desarrollado varias obras –http://www.jodi.org/404.jodi.org, oss.jodi.org– trasladando sus preocupaciones desde la red hacia el desarrollo de software-art. El software-art es una práctica artística de reciente aparición, que ejerce una crítica abierta hacia los patrones de comportamiento que estos softwares moldean, el mito de utilidad y productividad que plantean, los paradigmas culturales que representan, y en definitiva, hacia la reproducción inconsciente de visión del mundo que se esconde tras ellos. “Implica una desviación del trabajo del artista sobre la distribución y lo visual (el look de la obra) hacia la creación de sistemas y procesos en sí mismos. El código del programa se convierte en el material con el cual el artista trabaja de manera autoconsciente” *.

Obras como “Wrongbrowser“, “SOD” de Jodi, el “Web Stalker” del grupo I/O/D, o “Auto Illustrator” de Adrian Ward ejercen un ataque frontal sobre la IGU, operando de manera sutil (Web Stalker),caótica (Auto-Illustrator, SOD) o sometiendo al usuario a una extenuante crisis (OSS). Este ataque, en definitiva, no tiene sino otro fin que el de desnudar la larguísima serie de suposiciones que ejercemos sobre elementos como el escritorio (SOD) o el navegador (Web Stalker, Wrongbrowser).

Un medio no es inocuo, no espera que alguien lo use para definir su dirección; lo cual, de una u otra forma, es parte de su esencia desde el momento que existe. Su existencia, más allá de la aplicación que puede recibir después, ha sido determinada por las características de quien la produjo, su sensibilidad e intereses“. [Gettino]

Software is mind control” [I/O/D]

Vínculos relacionados:

http://sod.jodi.org/ | http://transmediale.de/ | http://www.auto-illustrator.com/ | http://wrongbrowser.jodi.org/ | http://backspace.org/iod

Fuentes Consultadas:

– On software art (Florian Cramer y Ulrike Gabriel)
– Introducción al net-art (Natalie Bookchin, Alexei Shulgin)
– Una historia del arte en internet (Rachel Greene)
– Useless utilities (Saul Albert)
– Online Communities (José Luis Brea)

Deja tu comentario