Los negocios y la sociedad están progresivamente entrando en lo que algunos autores llaman “la era de la conversación”: Una era que deja atrás el impulso de Gutemberg para volver a una nueva oralidad, influenciada por las redes sociales.

En un contexto donde la información es un commoditie, y el problema no es ya “encontrar” la información sino filtrarla, para poder hallar lo que realmente necesitamos, es imperativo encontrar modos y maneras de “entrar en conversación” con los usuarios, para potenciar el branding y potenciar el engagement que permita vehicular esas interacciones en un contexto marcaría o comercial.

Vamos entonces a dar cuenta de alguna de las características más importantes de esos usuarios, para poder comprenderlos y entablar una conversación que comience en los canales digitales y pueda seguir en cualquiera de los múltiples puntos de contacto que hoy debemos establecer para comunicarnos y llegar a ese público:

Hiperconectados

La llegada de Android y la consecuente baja en el precio de los teléfonos inteligentes comienzan a masificar la hiperconexión. En casa, en la calle, en el trabajo y en la cama, los dispositivos portátiles personales nos acompañan.

Cada nuevo dispositivo “contiene” dentro de si a la internet, y esta potabilidad incrementa la cantidad de horas en las que un usuario está virtualmente “expuesto” a las campañas / comunicaciones / interacciones con la marca.

Empoderados

Las nuevas generaciones -y las no tan nuevas debido a la simplificación creciente de los softwares de edición- editan sus vídeos, audios, los suben a internet, producen sus podcasts, comentan, critican y generan las anti fan page en las redes sociales.

Este nuevo “poder” permite pensarlos como coautores de la narrativa de la marca, o como los más acérrimos enemigos. Elija.

Conversacionales

A medida de que aumenta el tiempo en Internet, más chances de que la conversación se inicie en una red social, Twitter, Facebook, LinkedIn o Quora. La relación B2C demanda atención y el uso adecuado del canal, que si bien asíncrono en su naturaleza, necesita de una interacción en tiempo real.

El concepto del tiempo real dentro de los negocios del futuro será esencial. Timing perfecto equivale a una mayor apreciación de la conversación en sí, sin dejar de lado por supuesto conceptos claves y ya conocidos como horizontalidad, transparencia y comunicación centrada en el usuario.

Es por esto que escuchar, entender el entorno en el que se desarrollan las conversaciones y comprender profundamente las características y comportamientos de los distintos grupos nos permitirá trascender el concepto de cantidad y enfocarnos en el verdadero valor: la interacción y la calidad de la mismas para construir las relaciones e influencias que modifiquen el curso de los negocios en los próximos años.

VERSIÓN EN PDF PARA DESCARGAR

[button url=”http://es.scribd.com/doc/90196757/Tecnologia-redes-sociales-y-el-fin-de-la-intimidad” style=”blue” open_type=”blank”] DESCARGAR PDF >> [/button]

 

Comments
pingbacks / trackbacks

Deja tu comentario