Reproduzco la nota de BrandWatch >
Gracias Diana Cadavid

[…]

ENTENDER LA LOGICA DE CADA RED SOCIAL. COMPARTIR CONTENIDO E INTERACTUAR DE MANERA PERSONALIZADA.

Compartir permanentemente las cosas que produzco o me comparten: videos, presentaciones, papers que descubro, PDFs que me envían. Todo aquello que creo aporta valor y no es “una información más”. Cada sitio tiene por cada nota, 500 retuits… no me interesa difundir info que quienes me siguen van a ver retuiteado por 30 de sus contactos, me interesa aportar las gemas que voy descubriendo y lo que es de producción propia. Quizás lo propio sea menos valioso que otros materiales, si, pero es propio y per se tiene un valor añadido.

Después, mucha apertura a la conversación y a participar. Respondo cada mensaje que me manden y me involucro en aquellos temas en los que creo puedo aportar algo. Si no creo que puedo aportar algo, no público. Me tomo esta política personal bastante en serio y es por ello que no vivo publicando cosas. En Twitter apenas algunos tuits por semana y en Facebook, algo cada 2 semanas.

Y por último, saber entender que cada canal tiene su lógica. No tiene una lógica, tiene una potencialidad que en relación a esto uno la utiliza a su manera. Yo por ejemplo, creo que Facebook es un espacio de vinculación persona a persona, y dejo que mi Facebook personal sea el lugar donde reposan mis convicciones, lo que creo, lo que siento.

En cambio Twitter lo utilizo como un espacio para compartir lo que se pueda resumir en 140 caracteres: información, comentarios breves…algún video que hice… Instagram me permite explorar mi pasión por la fotografía y dejo que ese sea el espacio donde “anclo” las imágenes.

Leave a Comment