Hay una generación que ya duda de que haya sido posible la vida cotidiana sin algunas de las tecnologías que sus integrantes están acostumbrados a usar (y a disfrutar). En la última década, la velocidad de recambio de gadgets es la más rápida de la historia, la demanda exige cada vez más: más velocidad, menor tamaño, mejor diseño, más prestaciones, menor precio. Simplificación es el concepto dominante en la industria, lo que equivale a “todo en uno”. Más aplicaciones, integración de funciones y movilidad son las claves dominantes en los últimos años. El modelo apuntó a ampliar las posibilidades para que los usuarios sean más eficientes y productivos.”

Así comienza la interesante nota “Los gadgets que hicieron historia” de la revista Estrategia y Negocios, donde Gabriela Origlia. La nota completa, debajo.

Deja tu comentario