Hace poco tiempo, en relación a una de mis conferencias, uno de los asistentes me pidió una definición más precisa de lo que llamaba “personalidad social” de una organización u empresa. Y esbocé (tómese simplemente como un work in progress) esta definición:

El concepto de personalidad social de una empresa refiere a la reconversión de atributos marcarios, nuevos atributos o características emergentes que permiten dotar a una organización o empresa de un “halo conversacional” que permita establecer un vínculo entre las mismas con personas en un entorno de redes sociales. Esta personalidad es lo que traza el puente, es el vínculo que derriba las paredes imaginarias entre entes no parlantes (empresas), tradicionalmente unidireccionales en su comunicación y los usuarios, que esperan de estas organizaciones un trato individualizado y un flujo conversacional que se asemeje a los diálogos mantenidos entre seres humanos.

Leave a Comment